PRUEBA LA MEDITACIÓN PARA UNA PIEL HERMOSA

Posted on noviembre 11, 2018

Siéntate

Si que es posible meditar de pie, a los pricipiantes les resulta mucho más fácil. Ya sea que elija una silla, un cojín o en el aire libre, recuerde mantener la espalda recta en todo momento, ya que esto lo mantendrá alerta y lo ayudará a concentrarse en su respiración. Sus ojos pueden estar abiertos o cerrados, según la opción que le permita concentrarse mejor, y sus piernas pueden estar en la posición que le resulte más cómoda.

Un estomago vacio

El mejor momento para meditar es antes de comer. Si meditas inmediatamente después de comer, puedes terminar sintiéndose muy adormilado, aunque meditar mientras tienes hambre podría hacer que pienses solo en la comida, por lo que es importante encontrar el mejor punto medio para usted.

Respiración consciente

La respiración consciente es una parte importante de la meditación, y hay muchos apps, guías online o libros para ayudarlo a comprender los beneficios de esto con más detalle. Al respirar de esta manera, aumentarás la cantidad de oxígeno que se lleva a la piel, y esto es clave cuando se trata de mejorar la salud de las células de la piel. La respiración consciente también tiene un impacto en su circulación sanguínea, iluminando su tez al mismo tiempo que ralentiza el proceso de envejecimiento.

Mantenerse enfocado

Uno de los aspectos más difíciles de la meditación para los principiantes es mantenerse enfocado, ya que es muy fácil para la mente comenzar a divagar. Puede tomar tiempo para darse cuenta de que su cerebro está pensando en otras cosas en lugar de concentrarse en su respiración, pero cada vez que se dé cuenta, vuelves a llamar su atención suavemente. Es probable que tengas que seguir haciendo esto con bastante frecuencia, pero esto disminuirá con práctica, y pronto te resultará mucho más fácil mantener la atención en la respiración.

Yoga

El yoga es una forma de meditación en movimiento, y puede tener los mismos efectos increíbles en tu piel. Si para ti es difícil mantenerse concentrado al meditar solo, puede valer la pena unirse a una clase de yoga local, ya que luego podrás aprender técnicas que puedes seguir practicando cuando estés solo. La meditación funciona abordando los problemas de tu piel desde adentro hacia afuera, curándola internamente en lugar de externamente. Esto significa que, independientemente de los problemas que esté tratando de abordar, es probable que la meditación realmente pueda ayudar. El truco es practicarlo regularmente y constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *